LO ÚLTIMO »

¡Basta ya!

¡Basta ya! Basta ya de mentiras, basta ya de populismo, basta ya de demagogia, basta ya de “antisistemas”, basta ya de engaños, basta ya de la misma historia, basta ya. Por favor, basta ya.

No podemos creer todo lo que nos dicen, no podemos seguir creyendo las mentiras del pasado, no podemos dejar que se aprovechen de nosotros en un momento tan crítico, simplemente no podemos. Me resulta muy triste ver cómo están engañando a la población española con ideas que parecen innovadoras y que llegan en forma de santo grial porque simplemente no son innovadoras y ni mucho menos son el santo grial. Las últimas noticias que he leído me han llevado a pensar que esto va de mal en peor, parece que el bucle devaluación, impago y generación de más deuda es la panacea, pero por favor, eso es un engaño en todas sus dimensiones y a lo único que lleva es a más pobreza y peores condiciones. Entiendo que España atraviesa un momento doloroso y es fácil dejarse embelesar por cantos de sirena, pero no olvidemos que esos cantos de sirena llevan a las rocas y nosotros no somos Ulises para sobrevivir.

Estamos todos de acuerdo que hace falta un cambio, en eso hay consenso en la población pero en lo que no encajamos es en las medidas ni en la dirección del cambio. Muchos “antisistemas” abogan por impagos, quitas, devaluaciones y mayor control estatal, perfecto, “antisistemas”, todos los que piden esto no son antisistemas sino prosistemas, porque lo que tenemos ahora es ese sistema, el que todo queremos cambiar, en lugar de dar paso a la libertad y dejar funcionar a las sociedades libres estamos entrando en un bucle prosistema que nos llevará a situaciones mucho peores. Aquellos que piensan que con mayor control estatal se sale de los problemas que miren a cualquier lugar del mundo y que vean que el problema de los males son esos políticos que ellos quieren que nos controlen, dejemos libertad y basta ya sumisión.

Estas ideas innovadoras de devaluar nuestra moneda es nuestro propio fin, esta medida nos arruina. Es curioso que a la gente le gusta esta solución no puedan pensar que cuando devalúan su moneda están devaluando sus ahorros, están destruyendo sus años de trabajo y sacrificio, años de ahorro y vida, pero parece que esta medida es popular y magnánima. Cuando devaluamos nuestra moneda estamos encareciendo nuestras importaciones y destrozando nuestra renta disponible. Estarán los que me defiendan que USA ha devaluado su moneda y han salido de la crisis. Primero, que hayan salido de la crisis está por ver, y segundo, ellos tienen algo que nosotros no, el dólar, las materias primas entre ellas el petróleo están en dólares por lo tanto el precio de sus importaciones no se ve tan afectado pues está nominado en su propia moneda. De este modo no tiene sentido devaluar el euro porque nuestra condición no es la misma que la de ellos. Aun así, mediante estas devaluaciones Estados Unidos ha expulsado a mucha gente del sistema laboral viendo reducida su fuerza laboral a mínimos históricos, así que ni con el dólar devaluar es la solución.

Que no os engañen, no pagar la deuda no es tampoco una solución, esa deuda es ingente y la mayoría de ese dinero ha sido despilfarrado y se ha gastado de malos modos, pero ya es tarde, preguntarse en qué se gastó o si esto fue útil ya no tiene sentido pero el que la hace la paga, y nosotros la hicimos. Si dejamos de pagar esa deuda podemos despedirnos de este “Bienestar del Estado”, perdón “Estado del Bienestar” que tanto nos gusta, podemos decir adiós a las pensiones y veríamos unos recortes que ninguno podría imaginar. Ahora me dirán que todo esto es posible incrementando la presión fiscal sobre los ricos y combatiendo el fraude, esta creo que es mi mentira preferida, el fraude está estimado en 40.000 millones, puede parecer mucho, pero realmente si lo comparamos con lo grande que es un estado no soluciona nada. Si consiguiésemos recaudar la mitad de ese fraude, porque entero es imposible, sólo tendríamos 20.000 millones más, para hacer frente a unos gastos enormes, solo la implantación de la proclamada renta básica universal ya nos costaría más de diez veces esto, así que señores, seamos críticos, pensar que los ricos que “nos han metido en esto” son los que deben pagar para salir de aquí es mero populismo y mentiras, meros cantos de sirena. Si subimos impuestos las grandes empresas que tributan casi la mitad de sus beneficios se irían. Nos empeñamos en ser prosistemas y subir impuestos, porque esto es una “novedad”. La novedad es ser Irlanda, era de los países a los que la crisis azotó con más fuerza, bajó impuestos y atrajo capital y ahora tiene un crecimiento envidiable y está saneando la economía. Por contra en el resto de Europa seguimos las ideas de un tal Krugman que decía que el modelo a seguir era Argentina, sí, ese país que acaba de hacer impago, ese es el modelo antisistema que queremos. Si como decía mi amiga Ana Barrero, los términos están muy mal utilizados y el de antisistema aun más.

La solución es la libertad, porque la libertad funciona, porque in veritate libertas, porque reducir el gobierno y bajar impuestos es lo que trae prosperidad a un país y destruir la renta disponible a base de impuestos y devaluaciones es lo que nos lleva a la ruina. Si piensan que pagan impuestos es que no han visto nada, de media un español paga el 50% de su salario en impuestos, por lo que si reducimos estos seremos más ricos y podremos elegir. Porque lo público no es gratis, de hecho es lo más caro porque lo gestionan burócratas corruptos que arruinan a los ciudadanos, así que por favor, basta ya de tantas mentiras que nos llevarán al hoyo más profundo de nuestra historia, porque sí, necesitamos un cambio, pero la solución no es menos libertad, es más.

.

Imagen | mises.ca

1 Comentario en ¡Basta ya!

  1. El que la hace, la paga. Pero yo no he arruinado Bankia (gran parte de la deuda) y la estoy pagando.

    Todo lo demás, de acuerdo… Pero, auditoría de la deuda? Sí, gracias. La Justicia es algo necesario, aunque no solucione problemas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*