LO ÚLTIMO »

Coyuntura de Alemania para “dummies”

Una aproximación breve y generalizada de la estructura macroeconómica alemana durante el principio del siglo XXI

Berlín | sumfinity.com

Alemania ha sido el país de la Eurozona y dentro de Europa en general, que mejor ha llevado los años de crisis. Ha liderado las recuperaciones vía comercio exterior de muchos de sus aliados comerciales, y ha presionado al resto de países europeos para que actúen realizando reformas estructurales. Para conocer un poco más el devenir de la economía alemana en estos primeros 12 años del siglo XXI, veamos la composición de su producción interior y algunos de los indicadores más relevantes de su estructura macroeconómica.

Alemania 1

De este diagrama de barras que describe el porcentaje total de aportación al PIB del Consumo Interno, Inversión, Gasto Público y Exportaciones menos Importaciones; podemos ver que, sin ninguna duda, la fuerza del Consumo en Alemania es crucial, tanto es así, que supone más del 50% de la producción entera del país. Esto se debe a la calidad de los productos alemanes y a la competitividad en precios que tienen gracias al sistema productivo más eficiente de Europa, que le permite producir de una manera muy eficiente a unos costes notablemente buenos. Tras el consumo, vemos que el gasto público ha tenido un protagonismo de un 20 % aproximadamente; hay que recordar que hablamos de un gasto con el descuento de las Transferencias a las familias (ya sean por pensión o subsidios, porque consideramos que estas formarán parte del Consumo) y los pagos por intereses de deuda emitidas. Luego tenemos a la Inversión con una importancia del 20% más o menos; y por último las Exportaciones Netas, en tendencia creciente desde principio de 2001, y que se sitúan a fecha de 2012 en un aproximado 7%.

Echemos ahora un vistazo más a fondo al comportamiento de la Inflación, del Consumo interno y del PIB, y saquemos algunas conclusiones.

Alemania 2

Estamos ante datos de crecimientos de la incidencia del Consumo en porcentaje del PIB, la tasa de crecimiento de los precios interiores y el crecimiento del PIB. Vemos que la producción ha tenido crecimientos positivos salvo un ligero descenso en 2003 y una recesión algo más seria entre finales de 2008 y 2010; coincidente con la crisis económica actual. Este descenso, tras observar las tendencias crecientes del Consumo, vemos que no se han debido a una bajada del gasto de las familias, en concreto, veremos ahora que se ha debido a un ajuste de la Inversión, así como de precios. La inflación ha estado en torno al 2%, salvo en los años de la recesión de 2009, en los que los índices bajaros hasta un 0.5% aproximado, lo que hizo despegar el Consumo, y, cómo veremos más adelante, las Exportaciones netas.

Alemania 3

Cómo sabéis, la política monetaria y el control sobre los tipos de interés son competencia del Banco Central Europeo, ya que Alemania está integrada en el euro. Esto no nos impide afirmar que la política de tipos de interés del BCE, y por tanto de Alemania, ha sido claramente expansiva hasta encontrarnos en el 1,8% en 2012 (y un chistoso 0.15% a día de hoy). Con estos datos y con la inflación, los tipos reales; o bien el precio descontada la inflación al que los bancos toman prestado dinero; y por lo tanto, un indicador más o menos fiable de cómo se puede comportar la Inversión, ya que está estará financiada en mayor o menor medida. En efecto, vemos que a medida que los tipos reales han ido disminuyendo, la Inversión ha ido aumentando su incidencia en el PIB; y por el contrario, cuando las expectativas de inflación han sido mayores, esta ha ido ajustándose, adelantando el comportamiento de los tipos, sufriendo un bajón tremendo durante la recesión, cómo nombramos antes.

Veamos ahora el comportamiento de las Exportaciones Netas y de la Inflación en un mismo gráfico, y del tipo de cambio EUR/USD independientemente, ya que EEUU es uno de los grandes aliados comerciales de Alemania.

Alemania 4

Alemania 5

Estos dos gráficos parecen en principio un tanto contradictorios, ya que esperamos encontrar que las exportaciones aumentan cuando mis precios son más bajos y mi moneda más débil; y que mis importaciones disminuirán cuando ocurre lo mismo. Pero, en cambio, vemos que en los intervalos de tiempo en los que la inflación ha tenido tendencia negativa, las Exportaciones Netas han descendido, y que cuando el euro se ha depreciado respecto al dólar, la balanza comercial apenas se ha ajustado, de hecho, con el EUR/USD en mínimos la balanza comercial seguía con una fuerte tendencia negativa. De todo esto podemos afirmar que nos encontramos ante uno de los tejidos productivos más importantes, competentes y valorados del mundo; los productos alemanes son demandados y reputados en todo el mundo; podemos considerarlos como el lujo de las Exportaciones mundiales, y su tendencia no sigue apenas índices de precios o tipos de cambio, sino calidad y fiabilidad. La tendencia la podemos como positiva en general, con ajustes leves vía rentas extranjeras o nacionales, que nunca han llegado a situarse en la franja negativa en todo el siglo XXI.

Pasemos ahora a ver el Gasto Público, Impuestos y Déficit como porcentaje del PIB.

Alemania 6

El Gasto del gobierno ha tenido una incidencia en torno al 20% del PIB, recordamos que es una serie descontadas las Transferencias y los pagos por intereses de deudas. Esto ha supuesto una tendencia alcista en términos absolutos, debido al crecimiento del PIB. En cambio los impuestos han tenido una variación negativa hasta 2005, a partir de este año el porcentaje de Impuestos recaudados respecto al PIB sube hasta un 38%. Esto supone una política fiscal semi-restrictiva de Gasto y recaudación; que debido a la financiación y al pago de transferencias que Alemania hace a sus ciudadanos y a fondos de desarrollo de la UE, acaba traduciéndose en un Déficit Público casi perpetuo, que no llega a pasar el cero ni la resistencia del 5% respecto al PIB. La incidencia de esto es un gasto sostenido y una recaudación estable, que permiten que no haya demasiada carga tributaria ni estatal sobre los alemanes, por lo que tanto Consumo e Inversión de las familias no se ven demasiado afectadas por los Impuestos.

Pasemos a analizar la Deuda soberana de Alemania y su comportamiento en función de la rentabilidad de los bonos a 10 años.

Alemania 7

Alemania 8

En primer lugar vemos que la Deuda alemana ha sido notablemente inferior a la media de la OCDE, pero que tiene una tendencia creciente. Esto se debe fundamentalmente a los precios a los que se financia el país en los mercados internacionales; es uno de los países más solventes y mejores reputados, por lo que no necesita ofrecer grandes cantidades de dinero para lograr subastar bonos a 10 años. De hecho, la famosa “Prima de Riesgo” se calcula como la diferencia entre la rentabilidad del bono más barato y el bono del país al que le queremos calcular la prima. Este país del bono más barato ha sido Alemania en todo el siglo XXI, por lo que la Prima de Riesgo, o riesgo de impago del bono alemán ha sido 0 en toda la serie.

Al tener una carga tributaria relajada y una confianza importante en los mercados, ha ampliado su deuda dentro del margen que tenía, que para mi opinión se le está acabando, ya que se sitúa a fecha de 2012 en torno al 80% del PIB.

Alemania 9

Aquí nos cercioramos, de que, cuando los tipos reales han estado por encima del PIB, la deuda ha aumentado; mientras que cuando el crecimiento económico ha sido superior a los tipos reales, esta ha disminuido.

Como conclusión a simple vista y general de lo que ha sido la economía de Alemania en este período, decimos que la sostenibilidad del país se debe a un consumo interno fuerte y sin grandes cambios, a una balanza comercial equilibrada y sostenida por la confianza de los consumidores extranjeros en sus productos y su reputación. La Inversión ha sufrido en mayor medida que todas las variables y ha sido la principal propiciadora de la recesión de 2009. Y, finalmente, la Deuda ha ido aumentando por la capacidad de financiación en mercados de bonos y la política de mantenimiento de impuestos que ha seguido el país.

 

Gráficos | @miguellgv

Fuente | OCDE

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*