LO ÚLTIMO »

Del ganado al fino

Sevilla en primavera. En esa sola frase se resumen un sinfín de sentimientos, emociones, recuerdos y momentos de dos grandes fiestas, una ya pasada y otra por venir. La Semana Santa y la Feria.

No podríamos entender lo que verdaderamente es Sevilla si nos faltara una de las dos. Después de una Semana Santa espléndida, donde la única nota negativa fue la lluvia que impidió a la hermandad de la Resurrección (para mí la hermandad más importante ya que sin Resurrección nada tendría sentido) hacer su estación de penitencia, damos paso a la colorida y alegre semana de Feria. Feria de abril que este año cae íntegramente en mayo y que de la que muchos sevillanos no conocen su origen, es por ello que voy a darle un aire histórico a mi primer artículo.

Debemos remontarnos al año 1254, cuando en Castilla reinaba Alfonso X, por todos conocido como “el Sabio”. En aquel año, el que fuera hijo del rey santo, Fernando III, dio permiso para que en Sevilla se celebraran dos ferias anuales, una en abril y otra en San Miguel. Pero no sería hasta varios siglos más tarde, cuando un vasco llamado José María Ybarra y un catalán conocido como Narciso Bonaplata, ambos concejales del Ayuntamiento de Sevilla, decidieron en 1846 retomar esta bella tradición que con los siglos fue olvidada.

Y así fue como, tras el correspondiente estudio, el Ayuntamiento de Sevilla aprobó en septiembre de ese mismo año la celebración de una única feria anual en el mes de abril, estampando su firma la Reina Isabel II en una Real Orden Confirmatoria un mes antes de la celebración de la primera feria.

No debemos olvidar que la razón de ser de esta feria es el mercado ganadero que, con el paso del tiempo, terminó por desaparecer. La “feria nueva” contó en su primera edición con tan solo 19 casetas situadas en el Prado de San Sebastián, en las que se comerciaban vinos, chacinas y demás productos típicos de nuestra tierra. Poco antes del comienzo de la feria, se abrió la exposición ganadera en la Plaza de Toros de la Real Maestranza. Hay que decir que la feria ha contado con festejos taurinos desde sus comienzos.

La feria resultó ser un rotundo éxito, con una gran cantidad de visitantes foráneos. Los periódicos se hicieron eco de estos grandes días para la ciudad de Sevilla en los que la ciudad se llenó de colorido y comerciantes deseosos de poner en circulación sus productos.

La primera portada de gran envergadura que se levanta en la Feria data del año 1949. Cada año la portada está dedicada a algún acontecimiento importante, monumento o edificio de la ciudad.

Con los años, esa razón de ser ganadera que motivó la celebración de la “feria nueva” se ha ido perdiendo hasta desaparecer por completo. Actualmente, la feria se ha convertido en un punto de encuentro de sevillanos y de personas de fuera de nuestra ciudad que se dejan contagiar por el colorido y la alegría con la que vivimos esta semana. Familias reales, artistas, famosos de todo tipo, gente de todos los rincones del mundo vienen a Sevilla cada año para vivir y disfrutar de esta pequeña ciudad efímera que desde 1973 se establece en el barrio de Los Remedios debido a que la anterior ubicación se quedó pequeña.

Queda por delante, pues, una semana llena de bailes, risas, amores efímeros, tapas y vinos de todo tipo, entre otras muchas cosas, que nos harán olvidar las desdichas del día a día.

¡A disfrutar se ha dicho!

 


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /homepages/1/d518070943/htdocs/clickandbuilds/WordPress/InVeritateLibertas/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273
WordPress › Error

El sitio está experimentando dificultades técnicas.