LO ÚLTIMO »

Desde que se fue Barea

Cristóbal Montoro y José Barea

El 1 de agosto de 1998, el profesor Barea abandonó la Oficina del Presupuesto de la Presidencia del Gobierno. Lo hizo porque consideraba que ya no se contaba con su trabajo. De hecho, desde entonces, sus postulados no han sido precisamente los más populares entre los Consejos de Ministros que se han reunido en Moncloa.

José Barea fue elegido por José María Aznar para aplicar una poda severa a la Administración, y así lo hizo. Pero la bonanza económica propició que sus servicios ya no fueran vistos tan necesarios y sus resoluciones empezaron a ser tenidas menos en cuenta. La austeridad nunca está de moda en casa del nuevo rico. La renuncia del profesor aún hoy supone un punto de inflexión en la historia reciente de la política española. De medidas de control y reducción del gasto a postulados no tan preocupados precisamente por el ahorro. “El dinero público no es de nadie” (la entonces ministra de Cultura dixit), por ejemplo.

El tiempo que Barea pasó en Moncloa es hasta la fecha el único periodo (2 años) de la etapa democrática en que realmente se pretendió ahorrar desde el Gobierno. El resto, unos por razones supuestamente ideológicas, otros porque entraba el dinero a espuertas en las arcas públicos y los últimos a saber por qué, no ha sabido, no ha podido o no ha querido gobernar con una receta tan simple como no gastar más de lo que se ingresa.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*