LO ÚLTIMO »

El Alamein, la esperanza ante la Blitzkrieg y los Panzers

Durante la primera mitad de la Segunda Guerra Mundial el poder de la maquinaria de guerra alemana era tal que ninguna de las potencias que se enfrentaban a Hitler en Europa y África tenía el suficiente armamento y tecnología para contener a la Wehrmacht. En el Atlántico los U-Boats nazis hacían estragos entre los convoyes de mercancías que intentaban llegar a Inglaterra para poder abastecerla, Francia estaba ocupada por completo y la artillería alemana estaba a menos de 30 km de la Plaza Roja de Moscú. En África llegaría un rayo de esperanza en combate a favor de los británicos, que hasta 1943 sólo sabía retroceder ante el avance imparable germano.

El AlameinTanto Alemania como Italia hicieron un esfuerzo para asentarse en el norte de África. Con el gobierno francés de Vichy como aliado y con las conquistas italianas en el norte de África tuvieron una rápida expansión. La intención del Eje era controlar el estrecho de Gibraltar pero sobre todo llegar hasta Egipto, controlar el canal de Suez y apoderarse de los grandes yacimientos de petróleo de oriente próximo para poder mantener su maquinaria bélica. Pero en Egipto estaba el ejército británico para defender la posición e impedir por todos los medios el avance alemán.

La participación de forma indirecta de los Estados Unidos fue decisiva para la victoria británica, la cual analizaremos, ya que las batallas de El Alamein se produjeron entre las fuerzas alemanas comandadas por el General Erwin Rommel y las de la Commonwealth, dirigidas por Bernard Montgomery. Desde el comienzo la superioridad de los Africa Korps alemanes era aplastante, las divisiones Panzer avanzaban por el desierto casi sin oposición. Rommel siguió la estrategia de la Blitzkrieg o “guerra relámpago” y llegó casi a las puertas de El Cairo. Los carros de combate alemanes no tenían rival entre los aliados y los cañones de 88mm aterrorizaban y minaban la moral de los británicos.

ShermanEl punto de inflexión y lo que hizo que se le diera la vuelta al enfrentamiento fueron tres hechos, en primer lugar Churchill designa a Montgomery al frente del ejército británico en Egipto; en segundo lugar, la recuperación del poderío aéreo de la RAF en el norte de África; y por último, en tercer lugar, la aportación decisiva de Estados Unidos que ayudó a sus aliados ingleses a hacer retroceder al enemigo hasta Túnez, con el envío de 300 tanques Sherman y 100 cañones autopropulsados. Con los Shermans provistos de un blindaje mayor y un cañón de 75mm, los británicos ya podían hacer frente a los temibles Tigers alemanes. Sin estos suministros norteamericanos los ingleses no hubiesen defendido el Canal de Suez. Una vez se retiraron a Túnez las fuerzas del Eje, fuerzas norteamericas y francesas liberadas al mando de George S. Patton junto con las británicas de Montgomery expulsaron a los alemanes e italianos del norte de África y se pudo preparar el asalto y desembarco aliado en Italia.

 

Imágenes | photobucket.com / claseshistoria.com / miniarmour.net


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /homepages/1/d518070943/htdocs/clickandbuilds/WordPress/InVeritateLibertas/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273
WordPress › Error

El sitio está experimentando dificultades técnicas.