LO ÚLTIMO »

El Giro de Irlanda

El Giro de Italia 2014 será el Giro de Irlanda, al menos durante sus tres primeras etapas. Hoy arranca en Belfast la 97ª edición de la que es posiblemente la vuelta por etapas más apasionante del calendario. Si el Tour es el nombre, la fama y el detalle, la ronda italiana es la pasión, la afición y el color. Rosa, por supuesto.

Empieza a no ser extraordinario que el Giro comience lejos de Italia. La experiencia muestra que se trata de una fórmula exitosa tanto para organizadores como para patrocinadores y aficionados, en televisión y a pie de carretera. A tenor de la expectación vista en la capital del norte de Irlanda y de la cobertura que los medios de la isla han hecho de los días previos a la carrera, el primer paso de una vuelta grande por Irlanda será un acontecimiento nacional.

La primera etapa consistirá en una contrarreloj por equipos por las calles de Belfast, con salida en los astilleros donde fue construido el Titanic y llegada en la céntrica Donegal Square. El recorrido urbano de 21,7 km, llano y con largas rectas, aunque de apariencia sencilla, será largo para que los no especialistas vayan a tope y corto para que puedan aguantar a rueda sin sufrir. Se antoja difícil que un solo equipo cruce completo la línea de meta.

G14 Etapa 2Mañana se disputará una especie de clásica Belfast-Antrim-Belfast. Los 219 km de la segunda etapa, que compartirá puntos de salida y llegada con la contrarreloj de hoy, bordearán el condado del noreste de Irlanda. La carrera partirá de Belfast para rodear la ciudad de Antrim, a orillas del Lago Neagh (el de mayor área de las Islas Británicas) y luego dirigirse a través de cañadas hacia la famosa Calzada del Gigante, Patrimonio de la Humanidad y uno de los puntos más septentrionales de la isla. Desde ahí volverá por la costa hasta Belfast donde, si los aventureros y el viento no lo impiden, se disputará el primer sprint del Giro de Italia 2014.

G12_Template_plan_soprLa ronda se despedirá de Irlanda el domingo, tras la tercera etapa, que supondrá el traslado del norte al sur. 187 km unirán las ciudades de Armagh y Dublín, uno de los epicentros de los enfrentamientos de antaño y la capital de la República. Gran parte de la carrera transcurrirá paralela a la M1, autovía que une las dos principales urbes irlandesas, atravesando localidades como Dundalk, Drogheda, Sekerries o Malahide antes de entrar en Dublín por Clontarf, camino de la meta de Merrion Street. Allí, el escenario presumible es calcado al del sábado.

Sin duda, se trata de una edición especial del Giro de Italia. No sólo por partir de Irlanda, lo que por inédito sería suficiente. Si el tiempo lo permite, la carrera coronará el Stelvio y sus 2.757 m, que lo convierten en el segundo paso de montaña más alto de Europa tras el Iseran (2.770 m). Además, la última meta de este año no estará en Milán, sino en Trieste, ciudad donde residió James Joyce y, según escribió el propio irlandés, se encontraba su alma.

 

Imágenes | discovernorthernireland.com / gazzettaobjects.it

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*