LO ÚLTIMO »

El turf español, muy cerca de poner una pica en… Newmarket

Realmente estamos a las puertas de una cita histórica, única y, probablemente, irrepetible para nuestro deporte. El próximo sábado 3 de mayo en el mítico hipódromo inglés de Rowley Mile se disputará una de las carreras de caballos más importantes del planeta, las 2.000 Guineas (Grupo 1). Será entonces cuando todo el turf mundial dirigirá sus ojos hacia la emblemática ciudad de Newmarket donde se desarrollará la prueba.

Allí, en el lugar en el que nacieron las carreras de caballos, pondrá sus cascos Noozhoh Canarias para intentar el hito. Se trata de un caballo 100% nacional, nacido, criado y entrenado en España. Fue adquirido por los hermanos canarios Juan Carlos y José Luis Bolaños durante una subasta de la Dehesa de Milagro en Pamplona por 11.000 euros. Hace varias semanas rechazaron una oferta de un millón y medio proveniente de Hong Kong, aunque, en los paddocks de nuestro país, se rumorea que se ha llegado a ofrecer mucho más por el potro.

No es para menos ya que la trayectoria del hijo de Caradak, que ha salido a pista cinco veces, es de crack. Sus dos primeras actuaciones, en el hipódromo madrileño de La Zarzuela, se saldaron con sendas victorias. Ya empezaba a apuntar maneras de gran campeón.

Su tercera aparición se produjo en La Teste, Burdeos, donde disputó el Critérium du Bequet-Ventes (Listed), prueba para potros y potrancas de dos años sobre la distancia de 1.200 metros. No sólo vuelve a vencer de manera cómoda y contundente sino que su victoria supone la bancarrota del hipódromo francés por lo inesperado de su triunfo. Y es que el primer puesto del pupilo de Enrique León se pagaba en las taquillas de apuestas 14 a 1. Algunos aficionados de nuestro país se aventuraron a cruzar la frontera y a confiar algunos euros a la más que improbable victoria de nuestro ejemplar, lo que hizo saltar por los aires la caja del hipódromo galo. Algo insólito. Frank Blondel, el jockey de la gran favorita Elusive Pearl, declaró tras la prueba que “aunque se repita la carrera cien veces, cien veces seremos superados por este potro español que tiene el aire de los buenos”.

Su cuarta participación, el pasado mes de octubre, se dio también en nuestro vecino país del norte, concretamente en el legendario hipódromo parisino de Longchamp. Allí aparecía inscrito para el Prix Jean-Luc Lagardère – Grand Critérium (Grupo 1), una de las carreras más prestigiosas del mundo para potros de dos años y encuadrada en el meeting del Arco del Triunfo. Tras un tropezón en plena recta final y un fustazo ¿no intencionado? en pleno rostro propinado por Stephan Pasquier que montaba al favorito KarakontieNoozhoh Canarias roza la gloria y acaba segundo por apenas un cuello de distancia. Los comisarios no quisieron ver lo que hubiera supuesto un distanciamiento de libro y se desentendieron totalmente de la polémica acción del jockey francés.

En ese momento es clasificado en el top 7 del ranking mundial y empieza a protagonizar portadas y reportajes de importantísimos medios tanto nacionales como extranjeros.

Tras su exitoso periplo en Francia la ya consagrada estrella vuelve a casa y, después de un merecido descanso, disputa en Madrid el Premio Torre Arias (Categoría C). Deslumbrando con su gran tranco, gana a las manos por más de cinco cuerpos con su jinete habitual en España José Luis Martínez.

El sábado se subirá en la silla el reputado jockey belga Christophe Soumillon y se enfrentará a lo mejor de lo mejor en la selectiva pista de Newmarket. A priori, el estilo puntero que desarrolla Noozhoh Canarias no le favorece debido a las particulares condiciones del trazado de Rowley Mile. Tampoco le gusta el barro, por lo esperemos que luzca el sol durante toda la semana en la zona. El miércoles aterriza en Londres la expedición española, lo tendrá difícil nuestro representante, muy difícil. A día de hoy, los máximos favoritos para los medios ingleses son Kingman, Toormore y Australia.

Pues bien, para comprender mejor la importancia de todo esto, y de lo que se avecina el próximo fin de semana, debemos contextualizar. Me refiero a que el turf español juega, hablando en términos futbolísticos, en campos de albero. Nuestras carreras de caballos están muy poco desarrolladas, estamos a años luz de Inglaterra, Irlanda, Francia, Japón, Estados Unidos… Las razones dan para muchos folios así que no profundizaré en ello, por ahora…

Así pues, el simple hecho de que un caballo de carreras español participe en las 2.000 Guineas inglesas supone un auténtico logro, nunca conseguido, no sólo para nuestras carreras sino para todo el deporte nacional. Es algo jamás imaginado ni por el aficionado más optimista. Noozhoh Canarias, y con él el nombre de España, se ha colado entre la élite del turf mundial. Esperemos que sea para quedarse.

Nadie discute ya que se trata del mejor potro de la historia de nuestras carreras y una autentica bendición caída del cielo para nuestro precario turf.

¡Mucha suerte!

 

Imagen | betting.betfair.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*