LO ÚLTIMO »

¿Especulador o liberal?

Si le preguntasen a cualquier persona en qué sistema es más fácil enriquecerse seguro que el 99 % diría que en el capitalismo, y aunque en parte pueden llevar razón, diré que no siempre es así. Hay otro sistema en el que puede ser más fácil ganar dinero y ese sistema es éste.

A pesar de los continuos ataques al actual sistema “neoliberal”, si pensamos a fondo nos daríamos cuenta de que la culpa de muchos problemas no subyace en la realidad empresarial sino en la gubernamental o en la combinación de ambas. Siempre pensamos en ciertos monopolios y los criticamos ferozmente porque un monopolio es malo, pero si es estatal obviamente no. Para entender porque este sistema es mejor para enriquecerse pondré algunos ejemplos claros que en un sistema liberal no podrían verse.

Too big to fail, estas palabras junto con las de sector estratégico creo que son las que más dinero han costado al mundo. Too big to fail, riesgo sistémico, contagio, con estos argumentos nos defendían un rescate bancario con dinero público. ¿Qué más da si lo hace mal? Si fracasa yo le rescato. Póngase en situación, piense el caso en el que usted tiene que hacer una apuesta arriesgada y los posibles resultados son que usted gane un millón o que se pierdan cinco millones que pagamos nosotros. ¿Apuesta? Pues esto es lo que ha pasado, usted puede equivocarse, pero como es demasiado grande no se preocupe, no tenga cuidado, que si se equivoca yo pago la cuenta. Esto en el capitalismo no ocurriría.

En Marruecos existe una línea de comida a muy bajo coste para que todos puedan tener acceso a alimentación, podría parecer algo loable, ¿no? Pues bien, como suele ocurrir siempre que el Estado nos garantiza algo, tiene segundas. Esta compañía de comida tan barata es de una persona, el rey. Una vez más el gobierno se encarga de intervenir para con un fin altruista lucrarse a nuestra costa, porque aunque se pueda pensar que el precio mínimo es bueno y necesario me gustaría comentar un caso que vi en Valencia. Un panadero en un sistema de libre mercado consiguió reducir sus costes e incrementar su producción hasta el punto de poder vender la barra de pan a 20 céntimos, sin necesidad de ayuda gubernamental ni su intervención las propias personas consiguieron algo por un método propio y más eficiente, además de más legítimo ya que ese panadero seguirá ahí mientras la gente le compre pan, sin embargo, en el caso de Marruecos no creo que el rey lo deje si ya no compran su marca. Una vez más con un gobierno fuerte es más fácil lucrarse.

Otro ejemplo podríamos verlo en la corrupción urbanística, si usted es alcalde, su amigo constructor y usted tiene el poder de decidir por cuánto se vende el suelo, ¿por qué no se lo dejamos barato? Total, es dinero para el gobierno y crear puestos de trabajo es una buena causa.

Por último trataré el tema que conozco más de cerca y que tan mal visto está: la especulación. Recuerdo el día en el que el Banco Central Europeo bajó los tipos, mis amigos liberales estaban muy encontra de esta medida, y es lógico, es una medida antiliberal pero aquel día yo estaba contento, porque aunque no esté de acuerdo con la existencia de bancos centrales aquel día las bolsas subieron como la espuma y es que cuando el Estado está de tu parte lucrarse es cuestión de tiempo. Si no existiese este ente que se encarga de controlar la masa monetaria y de crear dinero esta especulación simplemente no se daría. Otro objeto especulativo es el que viene dado por el apalancamiento, una forma de poder financiar inversiones. Para que se vea de forma clara, yo con un euro soy capaz de comprar hasta diez euros en los mercados (he llegado a ver hasta mil) esto se da por la reserva bancaria fraccionada por la que un banco puede prestar más de lo que tiene, algo que dista mucho de las ideas liberales. Esto en un capitalismo real y liberal sería impensable.

Sigamos con la especulación. El día de la inyección monetaria del BCE, los activos de riesgo como las bolsas suben, esto se debe a que un ente público decide que hay que bajar el precio del dinero y de este modo estimular la economía. La realidad es bien diferente, con esta medida intervencionista sólo se consigue que los que están en bolsa ganen más, los gobiernos se endeuden y las personas de a pie pierdan, no porque se lo quiten de forma directa sino a través del impuesto silencioso: la inflación. De este modo a mí un sistema liberal como el que defiendo me perjudicaría porque reduciría muchas herramientas especulativas. Para que luego digan que es el capitalismo el fruto de la especulación y que la solución es más control estatal cuando la realidad es que mientras se siga interviniendo y devaluando o protegiendo monedas las opciones especulativas son enormes.

Así que no lo olviden, si son amigos del sistema y quieren lucrarse rápido, el socialismo es su método, si creen en más igualdad de oportunidades y menos especulación quizá deberían convertirse al liberalimo porque pese a lo que digan, frente a los hechos no hay argumentos.

.

Imagen | lamiapartitaiva.it

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*