LO ÚLTIMO »

Estrategia fallida

Artur Mas votando el 9N | elimparcial.es

El 9 de Noviembre se realizó la pseudo consulta que Artur Mas había ratificado en el mes de Septiembre con el apoyo de los partidos (ERC, CUP…) y plataformas soberanistas catalanes. Una consulta que fue denegada en primera instancia por el Tribunal Constitucional, pero que finalmente se realizó por ser un derivado político de la anterior. En breves palabras, se le cambió el nombre y la forma de realizarlo, aunque se mantuvieron las mismas preguntas.

Sin embargo, lo que parece más significativo es la actitud que están tomando ciertos políticos de cara a estos acontecimientos actuales. Especialmente la actitud que Mariano Rajoy ha decidido tomar ante el contencioso catalán. Otros políticos como Pedro Sánchez, Alicia Sánchez Camacho, Albert Rivera o el Ministro de Justicia Catalá no ha dudado en aparecer ante los medios el mismo día en el que se realizó las encuestas, dando una serie de explicaciones o bien dando sus ideas sin más. La posición de Rajoy ha sido pasiva, no dio la cara, no salió a pedir explicaciones o a denunciar lo que se estaba gestando en suelo catalán.

Pero esta “estrategia política” que ha decidido llevar nuestro Presidente no es nueva pues ya lleva meses sin atajar de primera mano muchos interrogantes y conflictos en nuestro país. El New York Times en el artículo “Spain’s Problems Leave Parties at a Loss” hace gala de una leve recuperación en España pero no oculta que existen problemas los cuales no son tomados de primera mano por el ejecutivo. Entre estos problemas el de Cataluña o el de la corrupción. En un momento en el que los populismos y el hacerse llegar a la población están en auge, el presidente no consigue estar a la altura. Prefiere delegar en otros antes que ocuparse el mismo.

Más allá de estas técnicas políticas, hay que considerar que Rajoy no ha conseguido llevar con mano firme el soberanismo catalán. Desde Cataluña se engaña a la población con mentiras. Un ejemplo es aquella que se dice de que el gobierno de España no permite votar. Rajoy debería haber hecho todo lo posible por hacer llegar a la población catalana que lo que no les permite votar es la constitución que ellos votaron y presentarse si hiciera falta en Barcelona para explicarlo e intentar a su vez desviar el soberanismo catalán a un nuevo rumbo como es de la reforma de la constitución; con las mentiras que se ha dicho en Cataluña sobre su historia, deberían haberse realizado medidas para evitar la incultura y el engaño que se está realizando a la sociedad catalana. Pero no, Rajoy solo ha salido en televisión unas cuantas veces diciendo que no es posible. Y así es como ha pretendido acabar con el conflicto. Ha preferido mantener el discurso de que la prima de riesgo ha bajado y de que hay brotes verdes antes que hablar de los últimos casos de corrupción.

Para muchos la actitud que ha tomado Rajoy es de traición pues el Presidente de España ha preferido no dar la cara cuando los españoles esperaban más que nunca algo de él ante los problemas independentistas en nuestro país.

IVL

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*