LO ÚLTIMO »

Federer: la leyenda sigue fuerte

Roger Federer | crazythemes.com

Aún se le puede ver en las canchas de tenis más importantes del mundo y lleva ya muchos años siendo una verdadera leyenda viviente del tenis. Roger Federer es considerado, y con mucha razón, el mejor tenista del mundo y el mejor de la historia por delante de otros como Agassi, McEnroe, Lendl o el propio Pete Sampras. Precisamente, Federer se consolidó como una promesa del tenis al derrotar a Sampras en 2001 en octavos de Wimbledon. Años después únicamente Juan Carlos Ferrero, Roddick o Hewitt serán los que intenten plantarle cara al suizo quien ve como año tras año su porcentaje de victorias-derrotas se inclina claramente hacia el de las victorias.

Será ya en el año 2004 cuando consiga hacerse con el número 1 tras derrotar al “Mosquito” Ferrero en semis del Abierto de Australia, en un partido para recordar en el que ambos tenistas se jugaban el alcanzar el primer puesto del tenis mundial. Tras ello, Federer ganará todos los Grand Slam (excepto Roland Garros, que  lo conseguiría años después) y la mayoría de los Masters sin que prácticamente ningún jugador de tenis pudiera plantarle cara al suizo. Uno de las grandes bazas con las que contó el suizo fue el hecho de que tuvo realmente pocas lesiones y una preparación física y mental excepcional, lo que supuso una gran ventaja sobre otros jugadores de tenis del momento  que veían como el de Basilea asistía a todos los torneos en plena forma. Jugadores como Nalbaldian o el propio Ferrero veían frustrados sus intentos de alcanzar a Federer al pasar muchas semanas de baja por lesión.

No será hasta la irrupción de Rafael Nadal cuando el liderazgo del tenista número 1 del mundo se viera amenazado. Ambos jugadores abrirán una nueva etapa dentro de la historia del tenis en lo que ambos jugadores se repartirán prácticamente todos los títulos mundiales. Comenzaría a ser realmente extraño ver una final sin que no estuviera ninguno de los dos tenistas. Será ya en el año 2007 o 2008 cuando la era Federer parece que llega a su fin. Sin embargo, nuevamente las lesiones son respetuosos con él y no con sus adversarios pues Nadal sufrirá determinadas lesiones que le impidan estar a su mejor nivel. Finalmente en el año 2009  el suizo consigue hacerse con el último Grand Slam que le faltaba: La Copa de los Mosqueteros (Roland Garros). No cabe duda de que la rivalidad Nadal-Federer pasará a la historia como una de las más importantes de la historia. La técnica diferente de ambos jugadores y sus formas tan distintas de ver el tenis hacían que cada partido disputado por ambos fuera un verdadero privilegio a los ojos. La técnica clásica y carácter frío de Roger frente a la gran mentalidad, garra y coraje de Nadal.  Ni siquiera los duelos Nadal-Djokovic del momento se pueden equiparar a los del suizo y el español.

Del juego del de Basilea se puede extraer su gran saque y la belleza de su revés. A pesar de ello, es difícil ver algún defecto en el juego del suizo. Únicamente podría decirse que a veces a la hora de la verdad le falta utilizar la cabeza y tener más calma. Esto se puede apreciar en los últimos torneos que ha disputado en donde casi siempre llega a la final, pero es derrotado por falta de concentración. A pesar de todo, y aunque muchos le cuestionan por su edad y sus últimos partidos,  es innegable que sigue siendo uno de los líderes mundiales del tenis.

Tras conseguir 17 Grand Slam, 22 Masters, 6 Copas de Maestros y el récord de permanencia como número 1, Federer ha conseguido llevar a Suiza a la final de la Copa Davis, el último torneo que le falta en su amplia vitrina. Aún tenemos Roger, aún tenemos tenis.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*