LO ÚLTIMO »

Las misteriosas líneas de Nazca

Las huellas que ha ido dejando el hombre a lo largo de su historia muchas veces pueden llegar a resultar inquietantes. Muchas de estas huellas las encontramos en América, un continente que durante miles de años ha estado aislado de lo que nosotros podíamos entender por viejo mundo o por el mundo entonces conocido. Vestigios como Teotihuacán, Tikal o Tenochtitlán en Mesoamérica y Chavín, Tiahuanaco o Machu Picchu en los Andes son ejemplos de estas huellas.

En la historia de las culturas andinas y en el misterio que a todas rodea, hay una que quizás sobresalga por su misterio y por el significado incierto de los restos arqueológicos que nos han dejado en el tiempo. Esta no puede ser otra que la cultura Nazca. Esta cultura se desarrolló en el actual estado peruano de Ica, situado en la costa centro-sur del Perú. Esta costa es una de las zonas más secas de la tierra, pero la sequedad y la falta de vida que pueda haber en tierra tiene su antítesis en el mar, ya que estas aguas son una de las más ricas de todos los océanos del globo y uno de los caladeros más prolíficos en los que pueda pescar hoy el hombre, de ahí a que los Nazca se dedicaran casi por completo al mar.

Pero si hay algo por lo que hoy en día se conozca a la cultura Nazca es por los restos arqueológicos que nos han dejado en el tiempo, unas líneas inmensas y misteriosas hechas en el suelo que en muchos casos llegan a dibujar a animales, plantas y objetos y que se ven perfectamente desde el suelo. Pero si para hablar de estas líneas lo queremos hacer de una forma más correcta deberíamos referirnos a ellas como geoglifos, los cuales están situados a unos 50 o 60 km de la costa.

¿Cómo dibujaban estas líneas? Las hacían excavando en la tierra, al levantar una primera capa, justo la de abajo tenía un color más oscuro, eso unido a la extrema sequedad de estos parajes hace que hayan perdurado tanto a lo largo del tiempo. Actualmente hay descubiertas más de millar y medio de ellas. Los motivos más frecuentes suelen ser líneas geométricas o con formas trapezoidales. Un 50 % de ellas suelen ser líneas rectas, otro 25 % formas geométricas y el otro 25 % con formas de animales, plantas u objetos.

¿Qué tamaño llegan a alcanzar? La más grande hasta ahora conocida es el Ave Mayor o el Gran Cóndor de unos 400 metros, seguidas por el colibrí 300 metros, cóndor 135 metros y el simio 90 metros.

¿Para qué Servían? ¿Quiénes las trazaban? Toribio Mejía fue el primero que las descubrió, haciéndolo desde tierra. En un principio pensó que eran canales de riego, teoría que posteriormente cambió por la de líneas con un significado ceremonial. Desde el desarrollo de la aviación las líneas se hacen más famosas y con ello comienzan a surgir nuevas teorías:

  • Astronómica: Sostiene que estas líneas forman un enorme calendario, el mayor libro astronómico del mundo.
  • Ceremoniales y Rituales: Rutas sagradas para ir en procesión. Vías para ceremonias en honor a los antepasados o como orientaciones chamánicas.
  • Teorías Prácticas: Es un Gran sistema de orientación en los desiertos de la zona. Como indicadores de pozos de agua, restos de canales de riego, linderos de propiedades, etc.
  • Fantásticas: Campos para competiciones atléticas o pistas de aterrizaje para naves espaciales extraterrestres.

Se puede ver como las teorías para poder explicar la razón de estas misteriosas líneas son muy diversas y variopintas. Actualmente la teoría que más fundamento tiene es la de carácter ceremonial y ritual. Estos restos arqueológicos no son más que unas de las muchas maravillas que el hombre ha ido haciendo a lo largo de su historia, de las cuales muchas se encuentran en el continente americano.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*