LO ÚLTIMO »

Tan valioso como el oro

Monedas de franco suizo | dreamstime.com

El franco suizo siempre ha sido considerado una de las monedas más estables a lo largo de los años debido a su alto control sobre la inflación y seguridad frente a los acontecimientos internacionales. En el 2011 con la posible ruptura del euro los inversores internacionales huyeron de la moneda común para buscar refugio en la moneda helvecia. Frente a este incremento ingente en la demanda del franco su moneda se apreció a una velocidad hasta entonces desconocida. Ante esta situación el gobierno suizo estableció un tipo de cambio fijo en el que un euro nunca podría comprar menos de 1,20 francos y si se acercase a esta cota el banco central (Swizterland National Bank) intervendría devaluando su moneda para evitar dañar las exportaciones.

Esta situación de intervención para devaluar el gobierno vende su moneda o imprime más para debilitarla, pudiendo llevar a un incremento en la inflación y un perjuicio para la economía suiza. Ante esta situación se planteó recientemente en referéndum crear una nueva ley en la que el franco suizo esté respaldado en un 20% por oro. Esta medida fue ampliamente rechazada por los políticos y burócratas, pero como se consiguieron firmas suficientes para convocar un referéndum vinculante el 30 de noviembre se votará si quieren que su moneda esté basada en el oro.

Esta ley tendría tres partes: repatriar el oro, no vender el que tienen y tener en oro al menos un 20% de la cantidad que existe de francos. El sector político criticó la medida pues les quita a ellos el poder de jugar con la moneda y devaluarla a su antojo así como para gastar de forma desmedida. Pues si el gobierno gasta pierde su oro, no simples papelitos que pueda imprimir en su sótano.

El simple hecho de que se plantee esta cuestión es de vital importancia para la economía mundial pues podría suponer la ruptura con el actual sistema monetario en el que la inflación se come los ahorros de la población y en el que los gobiernos tiran los tipos de interés para “estimular” la economía no consiguiendo absolutamente nada y entrando en el terreno pantanoso de la inflación desmedida. Si esta ley se aprobase el franco suizo se apreciaría aun más pues sería la única moneda con un valor real, pues cada franco tendrá un pedacito de oro tras él que le dará valor y no simplemente papeles con los que los gobiernos puedan engañar a la población.

La idea de que el dinero actual está basado en nada no es demasiado conocida. A menudo la gente con la que hablo me dicen que pensaban que estaba respaldado por oro, pero la realidad es que eso no es así desde el 1971 cuando Richard Nixon decidió que si quería gastar más en la guerra de Vietnam tenía que desvincular el dólar del oro para poder imprimir muchos más billetes respaldados en nada. De este modo si el “sí al oro” gana en Suiza se podría sentar precedente y conseguir que la gente fuese consciente de que el actual sistema monetario es un engaño y acabar cambiándolo a un patrón oro fuera del control gubertamental, pues no olvidemos que el dinero es un monopolio estatal, pues está prohibido usar otro tipo de medio de pago que no sea el dinero del gobierno.

Así que espero que el 30 de noviembre los suizos digan SÍ y adopten un sistema monetario más real y menos controlado por burócratas y que seamos capaces de pasar a un esquema de dinero con valor alejado de la manipulación política.

IVL

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*